"

No veía nada de malo, pues no tenía ojos; no escuchaba nada de malo, pues no tenía oídos, ¡pero me vengaré!

"

Cap. 126, Rayuela; Julio Cortázar.

A snazzyspace.com Theme A snazzyspace.com Theme